lunes, 7 de noviembre de 2011

Alcanzando la paz

Un día me dije que nunca abandonaría el sano hábito de escribir, pero cometí un gran error. Supongo que el problema es que sólo me lo dije y no me lo prometí. De haber sido así no hubiera permitido que el tiempo pasara sin dejar mi huella con más regularidad en este espacio.

Pues bien, han pasado unos meses desde el último post. Unos meses llenos de muchas emociones, de intensas y nuevas relaciones, de algunos incidentes y tropezones en el camino. Pero pase lo que pase, se que siempre hay quien me protege y quien me acompaña en los batacazos y quien comparte mis sorpresas y mis alegrías. Y es por eso que quiero aprovechar la ocasión para dar las GRACIAS.

Obviamente alguno de vosotros, si es que alguien aún asoma su nariz por aquí, cosa que dudo, se sentirá entre ellos. Y debo decir que es gracias al buen rollito imperante en mi entorno que sigo sonriendo como siempre y sigo mirando con optimismo mi presente y hasta mi futuro.

Hoy está siendo un buen día. Un día en el que alcanzo objetivos, en el que siento que la paz está al alcance de mis manos. En el que se concretan algunos deseos que pensé que quizás nunca llegarían.

Quizás ese estado de bienestar es el que ha hecho que hoy, de nuevo, haya sentido la necesidad de escribir.

11 comentarios:

betta dijo...

Felicitats, wapa! I que duri!

aNa dijo...

Gràcies, bonica! I com diria aquell... y tú que lo veas!!! :))

Juan Carlos Vivó Córcoles dijo...

Me alegro de que hayas alcanzado ese estado. Espero haber contribuido yo en algo a ello. Si por casualidad en algo he sido causa de zozobra, te pido perdón por ello.

Pylaxi dijo...

Jelou!!! Nada me alegra más que verte en ese estado! Aunque también espero verte mucho mucho mejor y durante mcho mucho tiempo!! Ah!! Y espero yo haber contribuido aunq sea un poquito!! Un beso tqm!!

David dijo...

Todo sucede por alguna razón; y me consta que tu lo sabes bien.

Si finalmente has alcanzado un nivel de plenitud y satisfaccion deseados, es fundamentalmente gracias a tí.

Por favor, no dejes nunca de reconocerte como la principal artífice de tus cambios. Y mantén la cercania con los apoyos positivos que te acompañen en el camino.

Un beso y un reconocimiento a la "razón" para que las cosas evolucionen como habias deseado.

Isa dijo...

Enhorabuena!!

Jean Bedel dijo...

Nunca dejes de escribir jefa. Y sí, siempre estaremos ahí, tú lo sabes :-). Tu vuelta a los ruedos blogueros, aunque solo sea por hoy, hace que vuelvas a mi blogroll por la puerta grande. Se te aprecia y se te quiere! :-)

Nombre: Loles Martínez López dijo...

El que escribe en el corazón de una persona con el lenguaje del cariño, lo hace para siempre.
Me alegro de que tu camino se aderece con un poco de paz. Es un ingrediente fundamental :))
Un fuerte abrazo twitterina

Simplicius dijo...

Hola Ana, acabo de descubrir tu blog, asumo mi despiste por no haberlo hecho antes, mi única disculpa es el sinnúmero de ellos que pululan por ahí. Me gusta, aprecio tu frescura inmediata y el que hablas desde tus adentros, hay poca gente con el suficiente atrevimiento para hacerlo. Prometo darle continuidad a mis visitas, no dejes de escribir.
Un beso musical.

aNa dijo...

Gracias a todos por vuestras palabras. Aunque ciertamente canté victoria antes de tiempo. Pero sigo en esa busqueda de la serenidad.

Juan Carlos, cada uno a su manera me ha ayudado a llegar a un estado de semibienestar. Tu no eres la excepción.

Carol, tú eres el sol en mis días grises y confusos. Gracias, wapi.

David, con tu apoyo todo parece tan fácil... Siempre tienes unas palabras de aliento que me impulsan hacia adelante. Siempre. Gracias.

Isa, gracias bonita. Antes de Navidades, tenemos pendiente una comida de las niñas bloggers en el Tasca. A ver si mando un mail esta semana.

Jean Bedel, mi maestro, se que siempre estás y estarás. El resto no lo se pero contigo siempre puedo contar. Gracias por recuperarme en tu blogroll. Yo también te quiero... :PP

Loles, guapetona, con tu sonrisa, y con tu buen rollito, la felicidad está garantizada a tu lado.Muas!

Simplicios, que lo que ha unido la música no lo separe el hombre. ;) Gracias por tu visita, por tus palabras,y bienvenido a tu hogar... Besotes, guapo!!

Juan Carlos Vivó Córcoles dijo...

Me alegro de haber contribuido algo a tu bienestar, aunque aún no sé qué he hecho, la verdad. Pero si tú lo dices, será. Un afectuoso saludo.