miércoles, 4 de mayo de 2011

Twitter

Siempre he sido de naturaleza inquieta, curiosa, atrevida, y me gusta poner a prueba todo aquello que cae en mis manos. Por ello, hace algo más de cuatro años, siguiendo los pasos de mi mentor Jean Bedel, decidí crearme una cuenta en Twitter.

A menudo ocurre que, pruebo algo, no me interesa y desaparece de mi vista sin dejar la menor huella. Con Twitter fue diferente. Lo probé, no tenía seguidores, y apareció Facebook en mi vida como un torbellino, atrapándome y proporcionándome muchos momentos de risas, reencuentros, juego, y diversión.

Aún así, de vez en cuando, entraba en Twitter, chafardeaba un poco y lo cerraba con la sensación de haberme leido las primeras páginas de un libro sin que captara mi atención, la atención suficiente como para adentrarme en la historia que esa obra relataba. Pero, seguía resistiendome a ignorarlo.

Y llega un momento, en el que decides, que ese libro tiene mucho que contar, que te lo recomiendan otros que lo han leido, que presientes que tienes una historia genial entre manos, y que debes superar las primeras veinte páginas de presentación, para llegar al nudo y empezar a disfrutar de su lectura.

Y ahí estoy. Me hice el propósito de adentrarme en su lectura, como si de una imposición se tratara, y ahora empiezo a ver la infinidad de matices del relato, la trama humana que se desarrolla en él, la fuente de conocimiento que resulta, las finas ironías que se desprenden, la riqueza de sus personajes… y leo entusiasmada, esperando el momento de poder pasar una página para descubrir con qué me sorprenderá el autor en la siguiente.




Pues bien, una vez más, he caído en las redes de la ‘lectura’ y me declaro ‘lectora compulsiva’. Sin perder de vista, eso sí, que ese libro narra una historia basada en hechos reales, aunque con una cierta dosis de ficción.




Y ha sido gracias a esos ‘personajes’ que hoy estoy actualizando el blog. Porque debo retomar el hábito de escribir porque ello contribuye a combatir la 'bedelasfixia' que supone una larga jornada de trabajo. Va por vosotros!!!

5 comentarios:

Mamá Carmen dijo...

Pues yo que me alegro que te animes a escribir. Todavía no me ha dado por "twiettear" si lo hago ya te cuento. Un saludo.

Isa dijo...

A mí no me ha picado la curiosidad por Twitter, pero creo que tarde o temprano me lo miraré (quizá pensando en un uso didáctico o no), pero ahora tengo demasiados frentes abiertos para aficionarme a nada más. ¿Qué tal si nos haces un tutorial o nos explicas más?

David dijo...

Bueno, los resultados a nuestras acciones, no siempre son los previstos; pero indudablememte, toda acción tiene una reacción. En este caso, la acción de sumergirte entre millones de tweets, ha arrojado el resultado de un nuevo miembro en la lista de lectores de este blog y un nuevo seguidor en twitter.

Bienhallada

aNa dijo...

Mama Carmen, como me gusta tenerte siempre aquí. Eres para mi, un ejemplo de fortaleza y superación. ¿como siguen tus bajitos? Ya he visto que Daniel recuperado. Me alegra tanto, después de tanto sufrimiento. Un abrazote para todos, bonita!!!

Isa, en la próxima barbacoa te lo cuento, que lo del tutorial me da demasiada pereza. Además ya sabes que yo utilizo las cosas a mi manera. No sería capaz de transmitir algo sensato. ;)

David, ahora que no debo ceñirme a los 140 caracteres, te agradezco nuevamente que hayas visitado mi blog y que me hayas hecho un huequito en tu TL. Seguro que tendremos ocasión de intercambiar opiniones, pensamientos y chorradas varias. Ciertamente, debo seguir más a menudo las recomendaciones de la buena gente que me rodea en Twitter. Así se llega a descubrimientos como tú. :)

iRe - Aplicaciones Android dijo...

Por aquí otra que ha caído en las redes de la lectura jeje, un abrazo!

PD: Llegué hasta aquí gracias a tu Twitter xD!